Noticias

Educación Pre Básica: Claves para el aprendizaje significativo en la primera infancia


Los niños en edad pre básica requieren de un entorno de relaciones positivas, en el que se sientan seguros y contenidos, facilitando la construcción de una autoimagen sólida y evitando el miedo al fracaso. El ambiente ideal es el que los invita a explorar el mundo, guiados por sus propios intereses, para aprender a partir de juegos y experiencias significativas. Más que el aprendizaje de contenidos, en esta etapa es especialmente importante el desarrollo de diferentes habilidades, abarcando los ámbitos cognitivo, social y emocional. Lamentablemente en Chile vivimos inmersos en una cultura de competitividad extrema, la cual ha permeado la educación de nuestros niños. Ya a los dos o tres años, comenzamos a entrenarlos adelantadamente en la adquisición de contenidos -para los que aún no están preparados- con miras a obtener buenos resultados en los exámenes de admisión de los colegios. Pero está comprobado que ninguna prueba de ingreso es capaz de predecir lo que va a pasar con el niño durante su desarrollo escolar. Si bien existen tests de madurez, sabemos que hay quienes se demoran más en lograr ciertas habilidades y conocimientos, pero luego se nivelan y son capaces de alcanzar los mismos objetivos. Siguiendo con esta tendencia de adelantar a los niños, una vez que entran a pre kínder comienza la carrera hacia el primer ciclo básico, centrando el trabajo educativo en la adquisición temprana de habilidades de lecto-escritura y de operaciones matemáticas, que originalmente estaban pensadas para ser desarrolladas dentro de un margen de tiempo más amplio que incluye los dos primeros años de educación básica. Como consecuencia, tenemos un aumento de pre escolares con stress, que enfrentan su ingreso al sistema escolar con temor, inseguridad o desagrado. Someter a los niños a esta presión psicológica es algo que va erosionando su interés por aprender y la seguridad en sí mismo . CONSTRUIR UNA BASE SÓLIDA PARA EL APRENDIZAJE FUTURO ES EL PILAR DEL PROGRAMA BOSTON EDUCA Si, en cambio, centramos la educación pre básica en el desarrollo de las habilidades necesarias para esta etapa, será más fácil respetar los ritmos, intereses y estilos de aprendizaje de cada niño. No se trata de tener bajas expectativas respecto de su rendimiento, sino que de aprovechar al máximo el interés natural de los niños por aprender, sentando una base sólida para el logro de objetivos académicos a futuro. A través de juegos individuales o grupales, experiencias en espacios abiertos, o el trabajo con material concreto (bloques, agua, diferentes texturas), podemos no sólo potenciar el desarrollo cognitivo de los pequeños escolares, sino que también fortalecer un área que será igual o más importante para su desarrollo: las habilidades sociales y emocionales. Un buen aprendizaje sólo se da en un niño que se siente seguro y contento de aprender, por eso es tan importante crear un ambiente libre de amenazas, en el que una equivocación no sea sinónimo de fracaso. La evaluación debe hacerse en conjunto con el niño, conversando con él y respetando la posibilidad del error como algo natural. Igualmente, es importante que el alumno tenga el espacio para aprender en forma autónoma y constructiva, a través de la resolución de problemas a los que se enfrenta. Es clave educar a los pre escolares para que sean capaces de tomar sus propias decisiones, compartiendo el control con ellos en aspectos del trabajo en los que estén capacitados para decidir, como la selección del material o el lugar de la sala en el que se ubicarán. Esto no implica necesariamente perder autoridad como adultos ni dejar de poner límites a los más pequeños, pero el tener un espacio de libre elección les permite, entre otras cosas, construir su autoimagen, trabajar a su propio ritmo, equivocarse y resolver problemas de manera creativa. Por último, no debemos olvidar la educación de las emociones, generando el ambiente de acogida necesario para que los niños identifiquen y expresen sus estados emocionales, sintiéndose libres para buscar apoyo cuando lo necesiten. Todo ello les permitirá aprender a confiar no sólo en los demás, sino que también en sí mismos, lo que les ayudará en los cursos superiores a sentir que son capaces y pueden lograr sus objetivos. PROGRAMA DE PRE BÁSICA El programa de Educación Pre Básica desarrollado por Fundación Boston Educa se basa en las Bases Curriculares de la Educación Parvularia y recoge orientacionesdel Enfoque HighScope, lo que nos ha permitido diseñar una propuesta centrada en el niño como protagonista y constructor de su propio aprendizaje. Nuestro programa tiene: Énfasis en el desarrollo de las habilidades cognitivas, sociales y emocionales, por medio del juego y de una rutina de trabajo que propicia el aprendizaje activo, a través de la manipulación de material concreto y de la interacción entre pares. Enseñanza de Inglés, a través de juegos y canciones, para desarrollar las habilidades fonológicas de los niños en el segundo idioma. Acompañamiento docente, identificando los principales desafíos que enfrentan las educadoras, para ayudarlas a mejorar constantemente su desempeño. Ambiente escolar de mucha acogida y cariño para los niños pequeños. Un ambiente de apoyo centrado en las fortalezas de cada niño, en el control compartido y en el apoyo al juego como herramienta de aprendizaje. Apoyo a niños y educadoras para generar continuidad durante el proceso de transición hacia el primer ciclo básico.

Categorías: Actividades,

Educación Pre Básica: Claves para el aprendizaje significativo en la primera infancia

NOTICIAS DESTACADAS

Celebración del Día Internacional del Libro


Ver más

La importancia de la colaboración entre familia y colegio


Ver más

Nuevo Video de Formación para Padres habla sobre los riesgos de la conexión a las pantallas


Ver más

Emocionantes y reñidas estuvieron las etapas finales de la competencia de deletreo en inglés Spelling Bee


Ver más

Ya comenzó el Proceso de Admisión 2020 en los colegios de Fundación Boston Educa


Ver más